30 diciembre, 2016

BIOGRAFÍA

 La banda cubana de rock sinfónico Anima Mundi fue fundada en la primavera de 1996 con la unión de cinco amigos que estudiaron juntos en el instituto universitario pedagógico de La Habana, licenciatura en educación musical. La alineación original fue: Roberto Díaz en guitarras y voz, Virginia Peraza en teclados, Ariel Valdés en batería y percusión, Gustavo Comptis en bajo y voz y Abel González en guitarras, teclados y voz. Entre 1997 y 1999, la banda grabó tres demos: Eterno Cauce (1997), Tierra Invisible (1998) y Más Allá (1999). Anima Mundi rápidamente se convirtió en un nombre esencial en la escena alternativa cubana, después de sus primeras presentaciones en vivo y debido a la presencia sostenida en la radio especializada. Y no les tomó mucho tiempo en convertirse en una de las más interesantes bandas de la escena cubana de rock para sorpresa y deleite de muchos.

Producto del éxito conseguido en suelo nacional, Anima Mundi comienza a planear su primer álbum en 1999. Dos músicos invitados aparecieron cuando la banda preparaba nuevas canciones para grabar: Anaisy Gómez y Regis Rodríguez, ambos ejecutantes de gaita gallega, flauta celta y tin whistle (flauta celta de bronce). Al mismo tiempo, Gustavo Comptis y Abel González dejan la banda; mientras el bajista Ariel Angel y el cantante Andremil Oropesa se les unen. Este período fue caracterizado por particularidades en la sonoridad de la banda, muy diferente de lo que venían haciendo hasta ahora; y este nuevo cambio hacia un neo-prog sinfónico con rastros celtas, puede ser escuchado más tarde en el álbum Septentrión, (2001).

Durante los años 2000-2002, Anima Mundi tuvo la oportunidad de tocar a todo lo largo de la isla y brindar importantes conciertos que incrementaron la audiencia de la banda en miles de fans. En Julio 2002, Mellow Records de Italia edita Septentrión. 

Anima Mundi comienza a grabar su segundo álbum Jagannath Orbit en Agosto 2002. Duros años para la banda se aproximan con dificultades en la producción del álbum y la partida de algunos de sus músicos. En estos años la banda se enfrenta a constantes cambios en la alineación, debido principalmente a un real problema a la hora de encontrar músicos dispuestos a trabajar este tipo de género, y a la vez con habilidades y conocimiento necesarios para hacerlo. Anima Mundi emplea mucho tiempo buscando la manera y los recursos para hacer sus propias producciones totalmente independiente, dado el desinterés de las disqueras cubanas. Y a la vez se mantiene en escena, participando en algunos conciertos y festivales nacionales de rock, con la ayuda de músicos invitados en batería y bajo.

Este tiempo coincide también con la llegada de nuevos miembros: el breve pero notable Osvaldo Vietes en la batería (2003 to 2005), el clásico miembro de Anima Mundi y diestro bajista Yaroski Corredera (Yaro) y a finales de 2005 el influyente y prestigioso cantante Carlos Sosa en la voz, quien también apoya con guitarra acústica, teclados y percusión en escena. Esta alineación completó el círculo para finalmente terminar la producción de Jagannath Orbit, hasta este momento detenida.

En 2007, después de años de duro trabajo, la banda termina su segundo álbum oficial, Jagannath Orbit. Con este nuevo trabajo Anima Mundi muestra una nueva sonoridad, un álbum de rock sinfónico progresivo lleno de nuevos pasajes sonoros. El álbum fue editado en Octubre de 2008 por el sello francés Musea Records. Desde este momento, el nuevo material fue distribuido en Europa y el resto del mundo. Jagannath Orbit tuvo destacadas y positivas críticas en todo el mundo prog. El álbum trajo un cambio favorable para la banda.

Desde la partida del baterista Osvaldo Vietes en 2005 y hasta 2008 Anima Mundi se mantuvo en escena con el baterista de jazz Eduardo Martínez hasta que en el mismo año 2008 José Manuel Govin, baterista de toque potente y muy sinfónico se suma a la banda; quien finalmente estuvo completa y estable para volver a los estudios a producir un nuevo álbum. The Way, el tercer trabajo discográfico de Anima Mundi fue lanzado en Octubre, 2010 por Musea Record. Inmediatamente, el nuevo disco alcanzó el Top10 a nivel mundial del género y se convirtió en el más exitoso trabajo de la banda hasta el momento. The Way fue aclamado por muchos como un disco clásico de rock progresivo y obra maestra, y devino en éxito para la banda en todo el medio progresivo de Europa, América y Japón; colocando a Anima Mundi entre los más señalados artistas del género a nivel mundial.

La banda fue llamada a tocar en el viejo continente, en el Festival de rock progresivo Prog’Sud, Marsella, Francia; así comienza The Way Tour en Europa en Junio 2011. Este pequeño pero intenso tour trajo a la banda a una fresca posición en la escena internacional. Anima Mundi graba entonces su primer álbum doble en vivo y DVD: Live in Europe en el Festival De Lakei in Helmond, Holanda, el cual fue editado al año siguiente, 2012, bajo un propio sello, AMMUS.

Este paso y otros a partir de este momento fueron posibles gracias a la ayuda y gestión de Job Roodenburg, de Holanda, excelente amigo, quien se suma a la banda como manager a partir de 2012.

En 2012 Anima Mundi comienza a grabar su cuarto disco en los Países Bajos. La grabación y producción fueron concluidas en la Habana, 2013. En este momento, el vocalista Carlos Sosa deja la banda, siendo reemplazado por Emmanuel Pirko-Farrath, quien vuelve a grabar las pistas de voz para el nuevo álbum. The Lamplighter fue editado por AMMUS en Junio, 2013. El inicio de una nueva gira Europea tuvo lugar en un concierto especial, en el famoso De Boerderij, Holanda, para presentar el nuevo álbum a la audiencia. La banda colaboró con el famoso artista bielorruso Ed Unitsky para el trabajo de arte del disco. The Lamplighter también alcanzó sitio en el Top 10 del mundo progresivo este año y llevó a estos cubanos a tocar en escena junto a bandas y artistas importantes, como fue The Night of the Prog, TNOTP Loreley, Alemania; Festival LARS en Suecia y Festival Burgherzberg, entre otros.

Al año siguiente, 2014, entre Agosto y Octubre, la banda tuvo conciertos a través de Europa como parte del llamado Tales Tour. El repertorio se basó principalmente en las mayores composiciones épicas de Anima Mundi. En medio de este tour, la banda comienza a componer su quinto álbum. La mayoría de las ideas principales nacieron en Holanda y Alemania y fueron concluidas estando ya, de regreso en Cuba, a finales de 2014. En este tiempo, Emmanuel Pirko-Farrath decide viajar definitivamente a Norteamérica y es reemplazado por el cantante de alta tesitura Michel Bermúdez. Anima Mundi oficialmente comienza a trabajar en la producción del nuevo álbum en Enero, 2015. Temprano en este año, la banda había tocado en vivo en La Habana. Cerca de seis meses después, el baterista José Manuel Govin, debido a un problema de salud, del que podría tomar mucho tiempo en recuperarse, tuvo que abandonar las sesiones de grabación. Su lugar fue tomado por el potente baterista y también saxofonista, Marco Alonso.

El nuevo material, I me myself, fue lanzado en todo el mundo el 28 de Abril de 2016. La primera presentación oficial del álbum fue en un concierto en el Museo de Bellas Artes de La Habana. El 12 de Mayo, Anima Mundi empieza I Me Myself 20th Anniversary Tour, una nueva gira a través de Europa, finalizada el 17 de Julio con un concierto memorable en el famoso festival The Night Of The Prog (TNOTP) en Loreley, Alemania.

Con I Me Myself, la banda, una vez más, alcanza el Top 10 del género en muchos países y se mueve hacia nuevas sonoridades eclécticas. El álbum fue estimado por muchos como un símbolo de un movimiento hacia delante en la carrera de Anima Mundi, principalmente por su fresco y fuerte sonido. De hecho, algunos críticos y audiencia creen que trabajos como The Way y I Me Myself han catapultado a Anima Mundi al Walhalla del prog.  

No es un secreto que Anima Mundi ha andado el camino paso a paso para exitosamente introducirse entre la variada y abundante escena del rock progresivo mundial de nuestros días. La alineación en la actualidad está compuesta por Marco Alonso en batería y saxofón, Michel Bermúdez en la voz, el clásico y poderoso bajista Yaro, y los históricos líderes, compositores y fundadores Virginia Peraza en teclados y Roberto Díaz en guitarras y voz.  Hoy, al cabo de más de 20 años, Anima Mundi persevera como el único exponente de rock progresivo sinfónico en Cuba.

 

am-bio

 

Siendo una rara avis en su entorno, no es posible comprender la evolución de la banda sin entender primero la situación de Cuba. La emigración, fenómeno que sufre cada familia en la isla, también ha golpeado a la familia AM: de los músicos que han pertenecido a la banda, actualmente viven más de diez fuera de Cuba, y el vacío que han dejado ha sido difícil de sustituir muchas veces. A esto se suman las carencias materiales, de instrumentos, equipamiento, información, etc., y, sobre todo, la falta de atención casi total de los medios hacia el rock, considerado en Cuba todavía por muchos como influencia foránea y carente de identidad nacional    ….Cecil Canetti….